Domingo 12 de Julio del 2020

Chile en desgracia

 

                             Chile en desgracia


Qué duro es comprobar cómo en nuestro pais, sus instituciones han sido copadas por seres humanos cuya perversión y fanatismo, su inhumanidad y carencia de empatía copa todos sus actos, y lo que es peor, abusan del poder del estado para perpetrar cuanta tropelía que les permita suponer que son seres superiores. En realidad son seres miserables, vergüenza de una sociedad civilizada.

Un presidente, que ha llevado el nepotismo a extremos inaceptables y usa la información privilegiada que su puesto le otorga para beneficio de su familia, llevando a sus hijos a reuniones de gobiernos , entregándoles a las empresas de éstos contratos del Estado que aumentan su riqueza a niveles que ningún trabajador o emprendedor, como les gusta llamarlos para camuflarse, lograrían en toda una vida de trabajo.

Un presidente que miente descaradamente y ni siquiera se ruboriza cuando todo un pueblo sufre la pandemia del corona virus, sostiene que en enero habían encargado máquinas que ayudan a respirar y al día siguiente se sabe que la compra fue de sólo una, sólo en marzo se gestionaron compras y ya había dificultades para adquirirlas y en medio de la catástrofe acude al sitio que se ha transformado en el símbolo de la protesta a su gobierno y al sistema que él defiende, para fotografiarse como un vencedor y ante la crítica a su estupidez sostiene que lo hizo para felicitar a la policía que ahí custodiaba. Sólo algunas horas más tarde se comprobaría que era otra mentira pues videos que muestran todo su periplo demuestran que ni siquiera miró a esos funcionarios policiales.

Doloroso es comprobar cada día cómo los medios de difusión informativa han sido copados por alcaldes de derecha que acuden a estos programas para alabar la pésima gestión o por parlamentarios algunos muy desconocidos acuden a responder preguntas suaves, muchas de ellas intrascendentes y ver ahí como supuestos periodistas eluden hacer preguntas que todo el mundo hace. En su lugar siempre la intención de insinuar que la causa de los problemas es la oposición. El cúlmine ha sido una entrevista a un fanático pastor, famoso por su locura y agresividad.

Grotezco, grosero, inhumano el informe de una supuesta investigación interna de carabineros sobre el caso del joven Gatica que ha quedado ciego por el actuar de sus funcionarios... sostener que no han sido perdigones disparados por la policía cuando extraidos éstos de sus ojos se ha comprobado que son aquellos que cabineros usa, es desde luego una burla a este joven, a su familia y a la razón humana. Y todo ésto cuando desaparece de las preocupaciones de fiscalización el inmenso robo de miles de millones perpetrado por altos mandos de carabineros y mucho menos se habla de la devolución de esos dineros.

Y esta pandemia que ha caido como un regalo a este cuestionado gobierno, tratan hoy de aprovecharla a extremos inimaginados: La sala 8 de la corte de apelaciones integrada por los ministros Juan Mera Muñoz, Mireya López miranda y el abogado Cristián lepin Molina reducen y liberan a asesinos condenados por crimenes contra la humanidad. Este poder del Estado que tuvo como presidente a uno que los desaparecidos lo tenían curco y a casi todos los que se arrodillaron ante el dictador al que tampoco condenaron aceptando la burla de una supuesta semi locura. La Udi, partido creado en dictadura para blanquear los crimenes y los robos participa feliz de este jolgorio de impunidad a los suyos. Ya su presidenta en muchas oportunidades ha manifestado su preocupación por estos asesinos y también su absoluta indiferencia por el joven Gatica y por la señora Campillay, ambos ciegos por la acción de carabineros.

Empresarios de grandes capitales, bancos, cadenas monopólicas de distribución, no dudan en estos momentos de crisis, en despedir trabajadores o bajarles sus sueldos so amenaza de cesantía y al mismo tiempo coronar de éxito una teletón que cubre la inoperancia de un Estado incapaz de asegurar cuidados médicos a sus ciudadanos, porque en este liberalismo económico la salud, la educación y la muerte son un negocio, una oportunidad para emprendedores, nos dicen. Una duda surge, y ésta es si lo que ellos donan no lo descuentan más tarde cuando es la hora de declarar sus impuestos. Si así fuere sería una estafa más a la credulidad de nuestro pueblo y una demostración más que los únicos que son solidarios es la gente que aporta sinceramente. Lo otro sería el estado quien está aportando.

Duele ver a nuestro pais dirigido por un hombre enfermo de vanidad, rodeado por ese grupo que activamente participó de la dictadura y que entre alago y embuste le dicen a diario palabras que quiere oir y que lo presentan como un destacado político preocupado de la humanidad. Lider de nada creyó ser de estatura mundial, hizo el ridículo yendo a Cúcuta para acusar a un gobernante, elegido democraticamente, de dictador y ser un defensor de la democracia cuando en su gobierno transitan destacados civiles famosos en la dictadura pinochetista, presentarse como un cristiano y suponer sentimientos de solidaridad para asesinos cuando en la triste relidad de su nefasto gobierno queda la constancia cruda y real de mas de cuatrocientos ciudadanos que han quedado con daños oculares para el resto de sus vidas.

Entre las mentiras más divulgadas está aquella que dice haber sido el gobierno elegido por "una abrumadora mayoría" cuando en realidad en la elección participó menos de la mitad de los que tenían derecho a voto. De 14 347 288 personas con derecho a sufragio votaron 6 700 748 en primera vuelta 7 032 523 en segunda y defintiva vuelta. De la primera vuelta obtuvo sólo 2 417 216 votos y en segunda y definitiva sólo 3 796 579 sufragios.... es decir su gobierno es de una minoría ínfima aunque es cierto también señalar que aquellos que no concurrieron a sufragar tienen responzabilidad en la desgracia que nos azota. Pero nadie puede tragarse la mentira de la "abrumadora mayoría". La verdad absoluta es que la inmensa mayoría de aquellos que tenían derecho a voto no lo hicieron por él. Es un robo arrogarse como apoyo la indiferencia de los irresponsables con el deber cívico de todo ciudadano. Así es como pagamos las consecuencias.


Lautaro Cotal Rojas

 

 

Otros Columnistas

Federación Nacional Victor Jara - Estocolmo, Suecia
contactos: director@victorjara.se
© www.victorjara.se autoriza la reproducción total o parcial de los contenidos con mención de la fuente.