Sábado 20 de Abril del 2019

Infierno y cuchuflí

(audio disponible al final del comentario)
En la semana pasada lei algunos artículos o aseveraciones que me pegaron en los cachos… Me ayudaron a entender algunas conductas y pareceres…
Voy a desarrollar algunas cosas que me parecen concordantes con unas cuantas piedras que llevo en los zapatos.
Al sistema capitalista para existir necesitan de la explotación del hombre por el hombre… Los proxenetas políticos son adherentes a la lucha de clases.
Esta idea, esta sentencia asoma a mi vida de diferentes maneras…
Quiero contarles algo…
Hoy es jueves 14 de enero…
Desde agosto del año pasado que ando llorando y alaraqueando dolores al costado izquierdo de mi dorso…
De urgencia a un centro de salud..de allí a neurologos, examenes, camaras magneticas..
Por esos andenes andaba cuando me encontro cara a cara con un dolor intenso en mi pecho izquierdo… me asuste…: Oh dije, paro cardiaco…
A urgencia otra vez: La parte superior de mi cuerpo era un poncho rojo, un poncho rojo feo…con pintitas aguachentas que encerraban dolores de infiernos.
Y aquí estoy pu…lunes 18 de enero…son las 8.20…sigo luciendo el poncho rojo, sigo maldiciendo al mundo por mi dolores, entiendo por que los suecos le llaman a esta enfermedad “Infierno ardiente”….puta que duele…
Si me paso con el tejo, la culpa la tiene la varicela…
Leía…:
“Así que has abandonado todo por el Partido”…esta cita estaba relacionada con la vida de la Esposa de Lenin, entregada por entero a la educación en tiempos de parimientos revolucionarios y de creación de instancias para poder organizar las cosas…
Vidas ejemplares en tiempos de revolución…Makarenco es un sabio…
Esa misma entrega la tenemos en nuestros primeros dirigentes políticos, como Recabarren, Laffertte, sus respectivas compañeras, que pelaban juntos el ajo y el piojo político…
En nuestra clase trabajadora no prendían los rescoldos de guerras patrióticas, gustaban los desfiles, los uniformes, las bandas de guerra, pito, caja, guaripola y corneta…pero mas bien gustaban otras cosas, se estaba prendiendo una curiosidad social que dejaba ver las grandes diferencias entre la gente. Dejaba ver las caravanas de hambre que recorrían Chile…
Se hablaba de sindicatos
Que Chañarcillo, pá allá partían los hambrientos, Chacabuco se dividían los hambrientos…de vuelta pá Santiago, de vuelta pá la tierra, me voy pá Potrerillos, Pueblo Hundido, Tierra Amarilla….En Valparaíso por lo menos tengo pa comer….
Tanto ajetreo por un mendrugo de pan.
En esos tiempos, para la inmensa población sin abolengo ni chacrita, era muy complicado comer, era muy fácil tener hambre y no entender los conocimientos…las letras los números no llenaban la choza de calor carbón o leña..
Me da la impresión que en los tiempos antiguos se era mas sutil engañar, mentir, robar…Los ladrones de guantes blancos eran “mijitos ricos”…pero tenias que tener guantes blancos y un estilo caballeresco, galante al robar….no era el caso de Joaquín Murieta, peón ordinario del sur de Chile, obligado por las injusticias y por el hambre a ser a caballo, un querido Bandolero
El robar no parecía un robo, mas bien era una cuestión de dejarse robar…uno no podía andar diciendo que su yerno le robo a su hija, cuando el mismo se la vendió…
Ese tipo de cosas pasaban antes…
En Europa era la locura…El de Francia se casaba con el Ingles para darle celos al de España….
Cada cierto tiempo alguien gritaba “Organicémonos” y se jugaba a las cambiaditas…Sin antes de dejar miles y miles de cadáveres…miles y miles de huérfanos y viudas al garete.
Eran otros tiempos…pero si uno los compara según el conocimiento que existía en sus respectivos periodos, la cuestión no es muy distinta…
Lo que ha cambiado terriblemente es la forma del Imperio en limpiar su terrenito.
Los dueños de “casi” todo, luchan como locos para agarrar ese “casi” y ser dueños de todo…Es una enfermedad terrible… aparte de ser un imposible….ese “casi” es el sudor del obrero que lo usa para liberarse de ser una mercancía, de ser una mano de obra barata…
El trabajador sabe que dentro de la formación, del conocimiento del quehacer de esta época, que pasamos mirando una pantalla chiquitita, se disputa una guerra de clases brutal.

Una guerra que tiene miles, millones de matices…El riquerio a pesar de la robótica, de toda la cibernética, necesita del hombre, necesita de su pensante…
Si se pudiera dividir el mundo en dos…el riquerio y sus adeptos por un lado y el pueblo trabajador por el otro….en un año estaríamos siendo invadidos….en una de esas nos roban princesas, médicos, gente sana, alegre, felíz.
Debe de ser el “bältros”, el poncho rojo, que me tiene loco, pero como estoy loco hablo:
Ser político es fácil, hacer política es otra cosa, es una pega muy complicada, muy de “canto”… Hay que ser leal a esas lucecitas que te identifican como hacedor de panes…Tu hacer política, tu forma de hacer política es la receta de hacer buen pan…
Yo entiendo al Sr. Burgos su cachudez… yo también andaría cachuo….le queda solamente ser honesto y partir….
Si los viejos como nosotros le diéramos mas lugar a la juventud, el destino de los trabajadores ae acercaría….
No se si ustedes han sentido orgullo de ser Chileno, al escuchar disparos y peñascazos, elogios para Manuel Rodríguez, Bernardo Higgins…
Cuando ellos murieron no tenían mas de 40 años…
Ni Karol ni Camila llegan a los 30… Julieta Campusano tenia 26 años y ya era parte de su Comite Central.
Imagínese usted que orgullo tener una presidenta de la edad y de sentido de clase, de Camila, Karol…Para no mencionar a Daniel Jadue, Alcalde de Recoleta…
Voy a contarles una historia que escuche por mi hermano en Francia.
Me la contó como respuesta a una pregunta mia….: Como es posible, que la gente que este vinculada a los poderes de Estado, no se de cuenta que a mi paisito le pusieron ruedas al mismo tiempo que Toro y Zambrano pegaba el martillazo.
“Escucha” me dijo…Cuando yo hice el servicio militar en Arica, había un cabo, no muy chico no muy grande… se notaba si muy vivaracho…interrogaba a todo milico nuevo hasta encontrar lo que buscaba. Buscaba al pelaos humilde, medio asustado, malo pa leer, malo pa escribir, bueno pa los mandados…
Lo mandaba a realizar trabajos sin sentido:
– “Soldado, cava una trinchera ahí que nos cubra a los dos…”
cuando la tenia lista, lo llamaba….
– “Mi cabo, lista la trinchera”…
– Cúbrela de nuevo…
Cuando no eran trincheras, eran piedras, palos…Un día se las cantó…
– “Te gustaría estar todos los días haciendo lo que haces”
– “No mi Cabo”
– “Te ofrezco esto…:
– “Todos los días, te vas recorrer todo el regimiento y venderás a los pela’os cuchuflí que estarán en esta cantina… son bolsitas con tres cuchufli cada una… 20 coronas… De 10 a 12 de la mañana y de 15 a 17 hora en la tarde… ¿De acuerdo?”
“De acuerdo, respondió el soldado….”
Dos mil pelaos a las 10 horas a las 15, andan muertos de hambre…
Si había revista o pasaban listas…se decía: “Compañía numero 8..:.97 hombres son 98 uno en la enfermería….” Mentira, ese andaba vendiendo Cuchufli.
2000 cuchufli diarios en bolsitas de tres son como 660 bolsitas a 20 coronas…hacen mas de 13.000 coronas…a la semana 66.600 coronas y algo.

Y estoy hablando de Cuchuflíííí ….

Me duele el cuchuflí que envuelve mi paisito.

Muchas gracias.


 

 

Otros Columnistas

Federación Nacional Victor Jara - Estocolmo, Suecia
contactos: director@victorjara.se
© www.victorjara.se autoriza la reproducción total o parcial de los contenidos con mención de la fuente.