Martes 23 de Octubre del 2018

Más articulos

Café Concert presenta a Samuela Burenstrand y su banda de jazz

Ven a disfrutar de una tarde de Jazz con Samuela Burenstrand y su banda de jazz. Samuela, cuya voz y carisma no te puedes perder, es la solista del grupo Black Oak y de la Orquesta escandinava Glenn Miller. Sábado 13 de octubre, a las 18:00 hrs. Federación Victor Jara, Pontonjärgatan 36 B, Fridhemsplan


Canción por Palestina y un beso para Victor

Por: Alejandro Fischer Alquinta. - Hay que apagarles los ojos a Jazmín, juntar el cuerpo de Samir... Desenterrar el día, sacar las heridas asombradas, lluviosas de lágrimas negras. Escombros malditos, ayer fueron cilantro o berenjenas. Hay que recoger entre piedra y piedra, los sueños escondidos, quizás, a


Mujeres reivindican al Wallmapu mediante la música

Mujeres reivindican al Wallmapu mediante la música. Daniela Millaleo y Karen Wenül realizaron un ciclo de conciertos donde alzaron reivindicaciones de pueblos originarios y de todas las mujeres indígenas. Son jóvenes, mujeres y mapuches que reivindican la lucha del Wallmapu, a través de la música tradicional


Te recordamos Víctor Jara

Víctor Jara, canto libertario, canto de alegría, canto de dolor canto de lucha y de esperanza. Canto de unidad y rebeldía, canto perdurable y duradero más allá de tus días y de tu vida,. Dejaste tu espacio y tu tiempo en la memoria Canto de unidad y rebeldía, canto perdurable y duradero más allá de tus d


CANTANDO EN LOS ANDAMIOS

Nacida para sufrir decía la propaganda de la teleserie. Un culebrón televisivo que mantenía en silencio, con lágrimas y suspiros a buena cantidad de televidentes. Capaz que más de alguna de ellas se viera un poquito reflejada en el sufrimiento de la protagonista. Quizás hubo entre los seguidores alguien que s


Natalicio de Gabriela Mistral, Premio Nobel de Literatura

 

NATALICIO DE GABRIELA MISTRAL, PREMIO NOBEL DE LITERATURA

9 abril, 2018

Tendría hoy 129 años y aunque su vida transcurrió entre la escritura con acento poético, su impronta de maestra y una trayectoria diplomática impecable, Gabriela Mistral fue una mujer de alcances extraordinarios.

Profunda admiradora del apóstol de la independencia de Cuba, José Martí, también escritor y pensador, Lucila de María del Perpetuo Socorro Godoy Alcayaga, su verdadero nombre, elaboró tejidos de trascendencia histórica y cultural en el entorno latinoamericano.

Nació hace 129 años, el 7 de abril de 1889, en Vicuña, Chile. En 1945 recibió el Premio Nobel de Literatura, el primer lauro de este nivel concedido en la historia para un autor de América Latina y el Caribe.

Gabriela Mistral que adquirió este seudónimo mucho antes que Ricardo Eliécer Neftalí Reyes Basoalto (Pablo Neruda) estuvo mucho más involucrada en la vida del autor de Veinte Poemas de Amor y una Canción Desesperada de lo que se cree.

Admiración recíproca y con cierta distancia debido a la diferencia de edad, con la identificación plena de los dos Premios Nobel de Literatura de Chile. Ella fue su maestra y también su protectora.

“Por ese tiempo llegó a Temuco (1920) una señora alta, con vestidos muy largos y zapatos de taco bajo. Iba vestida de color arena. Era la directora del liceo. Venía de nuestra ciudad austral, de las nieves de Magallanes. Se llamaba Gabriela Mistral”, escribió Neruda.

“Ella me hizo leer los primeros grandes nombres de la literatura rusa que tanta influencia tuvieron sobre mí”, precisó el también creador de Canto General.

Mistral, muy admirada en Chile donde existe un notable centro cultural que lleva su nombre en Santiago, basó su literatura en la expresividad propia de un estilo elemental de imágenes intensas.

Sonetos de la Muerte, un compendio de poemas que sirvieron de catarsis después del suicidio de su novio Romelio Ureta; la antología de poetas chilenos Selva lírica, y versos como ‘La maestra rural’ y ‘El ruego’, dieron lustre a su trayectoria.

Con Neruda protagonizó otro capítulo que dibuja bastante su sólida personalidad.

“Una vez me prohibieron desde allá (Chile), y por orden de Gabriel González Videla (entonces presidente) recibir en el consulado a Neruda. ÂíQué poco me conocen!, detalló Mostral.

“Me hubiera muerto cerrándole la puerta de mi casa al amigo, al gran poeta y, por último, a un chileno perseguido y a quien en sus primeros pasos influí con lecturas que le seleccioné y que afirmaron su recio espíritu”, agregó.

Tuvo una estrecha relación con México, igualmente con Cuba y con méritos propios erigió una estela de pensamientos, escritos y consagración a la docencia, suma de los hechos que la llevaron al Nobel de Literatura.

Por Fausto Triana

Santiago de Chile, 9 de abril 2018
Crónica Digital /PL

 

 

Actividades

 

 

Federación Nacional Victor Jara - Estocolmo, Suecia
contactos: director@victorjara.se
© www.victorjara.se autoriza la reproducción total o parcial de los contenidos con mención de la fuente.