Martes 23 de Octubre del 2018

Más articulos

Café Concert presenta a Samuela Burenstrand y su banda de jazz

Ven a disfrutar de una tarde de Jazz con Samuela Burenstrand y su banda de jazz. Samuela, cuya voz y carisma no te puedes perder, es la solista del grupo Black Oak y de la Orquesta escandinava Glenn Miller. Sábado 13 de octubre, a las 18:00 hrs. Federación Victor Jara, Pontonjärgatan 36 B, Fridhemsplan


Canción por Palestina y un beso para Victor

Por: Alejandro Fischer Alquinta. - Hay que apagarles los ojos a Jazmín, juntar el cuerpo de Samir... Desenterrar el día, sacar las heridas asombradas, lluviosas de lágrimas negras. Escombros malditos, ayer fueron cilantro o berenjenas. Hay que recoger entre piedra y piedra, los sueños escondidos, quizás, a


Mujeres reivindican al Wallmapu mediante la música

Mujeres reivindican al Wallmapu mediante la música. Daniela Millaleo y Karen Wenül realizaron un ciclo de conciertos donde alzaron reivindicaciones de pueblos originarios y de todas las mujeres indígenas. Son jóvenes, mujeres y mapuches que reivindican la lucha del Wallmapu, a través de la música tradicional


Te recordamos Víctor Jara

Víctor Jara, canto libertario, canto de alegría, canto de dolor canto de lucha y de esperanza. Canto de unidad y rebeldía, canto perdurable y duradero más allá de tus días y de tu vida,. Dejaste tu espacio y tu tiempo en la memoria Canto de unidad y rebeldía, canto perdurable y duradero más allá de tus d


CANTANDO EN LOS ANDAMIOS

Nacida para sufrir decía la propaganda de la teleserie. Un culebrón televisivo que mantenía en silencio, con lágrimas y suspiros a buena cantidad de televidentes. Capaz que más de alguna de ellas se viera un poquito reflejada en el sufrimiento de la protagonista. Quizás hubo entre los seguidores alguien que s


Teatro Dansgrupp Ruta de la Memoria

 


TEATRO DANSGRUPP RUTA DE LA MEMORIA



El teatro RUTA DE LA MEMORIA visitó Suecia hace un par de semanas y presentó 2 obras en ALIAS Teater, con el auspicio de la Embajada de Chile y la iniciativa de esta gran Agregada Cultural que es Mireya García.

Por razones de tiempo no pude asistir a la presentación de la obra ”Cuerpo Quebrado”, pero sí pude estar presente en la obra ”Pedazos de tu Recuerdo”. Esta obra fue toda una sorpresa para mí, ya que pudimos ver un tipo de teatro estilo japonés, sin diálogo y donde, poco a poco, podíamos ir adivinando el conflicto, la situación dramática y qué sucedía en la escena.

Desde siempre, a partir de la Tragedia griega, el Teatro ofrece al público, a los espectadores, una situación que está presente, a través del diálogo y la individualidad y conflictos de los personajes, aunque haya ocurrido en el pasado

Lo que vimos en escena desde el primer instante, en la presentación del Teatro de la Memoria, fue 5 cuerpos desnudos tendidos en el suelo. Poco a poco, los cuerpos empezaron a moverse lentamente, como si despertaran de la muerte y no de un sueño. Estaban tendidos sobre andrajos, ropas arrugadas, sábanas rotas, restos de vestuario. Los cuerpos fueron alzándose lentamente, uno a uno, una mano, un brazo, una pierna, en un espacio indefinido. Comenzaron a buscarse unos a otros, tratando de reconocerse, buscando identidades. Enronces, empezamos a comprender que esos cuerpos simbolizaban personas desaparecidas, sin memoria. Quizás en ellos surgían pedazos, trozos de recuerdos, se buscaban a sí mismos em los otros, sin saber quiénes eran.

Empezamos a entender que esos cuerpos eran nuestros desparecidos, los torturados y asesinados durante los años de la Dictadura militar. Los que nunca fueron encontrados. Los que fueron arrojados al mar o a los desiertos del norte de Chile, a las quebradas, a los barrancos de la cordillera. Aquellos, los que aún todavía buscamos. Dónde están?

Mi garganta, mi mente, mi corazón, todo en mí crujía de angustia, de dolor ante ese pasado que es, todavía, presente y que, quizás, seguirá existiendo en el futuro. Un futuro sin nombres, sin fechas, sin encuentros y sin tumbas que guarden su memoria

Los cuerpos denudos empezaron a buscar entre los desechos, las ropas botadas en el suelo, algo que les perteneciera. Algo que les recordara quiénes eran. Finalmente, cada uno de ellos encontró un vestido arrugado, un pantalón y vistieron sus cuerpos, como si esta fuera una manera de recobrar una identidad y ser reconocidos. Finalmente empezaron a andar, casi tomados de la mano. Hacia adónde? Y éso fue todo.

No hubo antagonismos, ni conflictos entre ellos. Tampoco surgió un antagonista, un torturador, un asesino. Sólo ese sufrimiento de recobrar una esperanza, una existencia que no existe.

Todos estábamos terriblemente conmovidos y mas de alguno de nosotros lloramos, Sin lágrimas, pero lloramos. Fue difícil empezar a aplaudir a los actores. Estábamos como paralizados, dado que en los últimos 40 años hemos buscado a nuestros muertos desaparecidos y seguimos buscando. Pero, finalmente estallamos en calurosos, conmovidos aplausos. Con emoción pudimos abrazar a los actores, jóvenes todos, tres mujeres y dos hombres, y luego tener un diálogo con ellos.

Lo que habíamos presenciado no era lo que la mayoría de nosotros entendemos por teatro. No. Eran pedazos de una memoria rota, quebrada ante los años y que, aún, sigue viva. Pero no era un teatro
donde asistimos a un conflicto donde participamos de la acción dramática que realizan los actores.

Pero, a qué espectador que no ha vivido esta memoria rota de estos últimos 40 años podría interesar esta terrible vivencia que nos presentó esta obra? Y fue, entonces, cuando los jóvenes componentes del Teatro ”Ruta de la Memoria” empezaron a explicar que estas dos obras, ”Cuerpo Quebrado” y ”Pedazos de tu
Recuerdo”, ellos las presentaban de preferencia en los liceos y escuelas. A jóvenes y adolescentes. A esas personas que ignoran casi completamente, que no conocen lo ocurrido durante la Dictadura militar, porque les han contado o les enseñan otra  historia. Una historia de mentiras. Un historia que los continuadores del poder y de la Constitución Pinochetista han ocultado o han falsificado. Porque los jóvenes que ven esta obra se sienten conmocionados, pero no saben qué ha pasado realmente. Y entonces viene el diálogo, las preguntas, el interés por saber a quiénes, a que personas se representan en la obra. Hay muertos desaparecidos? Y porqué? Y así, este Teatro ”Ruta de la Memoria” adquiere, más allá de la calidad de su labor artística, el sentido y la razón de presentar una verdad que hiere, que duele mucho, una realidad que para los jóvenes de hoy ha estado ausente, no ha existido.

Hoy se aplica la ley antiterrorista creada por el ladrón y asesino Augusto Pinochet contra los comunidades mapuches para seguir robándoles la tierra que les pertenece desde hace siglos. Se protege a los que han descalabrado la economía de Chile. A los que han convertido a los trabajadores chilenos en un pueblo que vive de deudas y de préstamos que no pueden pagar, porque se acaba el trabajo o viven de salarios miserables. El capitalismo oligopólico los ha convertido en consumidores. Los más altos responsables de la creación y existencia de la Dictadura y de la Constitución pinochetista – militares y civiles – no han sido juzgados o son exonerados de sus crímenes. Y los pocos asesinos torturadores que han sido condenados viven en una cárcel de lujo, con permisos de salida, buena comida y habitaciones particulares. Y Chile sigue siendo igual. El 10% de la población vive en el lujo, El resto, en la miseria.

Por eso, la importancia de este Teatro ”Ruta de la Memoria” que presenta la verdadera historia a los jóvenes de hoy y a todos aquellos que pretenden ignorarla.

Felicitaciones y agradecimientos a todos los miembros de esta excepcional y brillante ”Ruta de la Memoria”, valiente, conmovedora y explosiva. Esperamos tenerlos con nosotros una vez más. Gracias.
Y gracias, también, a Mireya García por el trabajo excepcional que hace como Agregada Cultural de la Embajada de Chile.


Enrique Durán

 

 

Actividades

 

 

Federación Nacional Victor Jara - Estocolmo, Suecia
contactos: director@victorjara.se
© www.victorjara.se autoriza la reproducción total o parcial de los contenidos con mención de la fuente.