Lunes 18 de Marzo del 2019

Más articulos

Gabriela Mistral, una voz digna de Nuestra América

A propósito de la actuación pro golpe de estado en Venezuela en la que se ha embarcado el gobernante chileno trastocando conceptos y principios es pertinente recordar un artículo escrito por Gabriela Mistral el año 1931 y publicado en Nueva York.


El periodismo de izquierda en tiempos de derecha

El periodismo de izquierda en tiempos de derecha. Rendirse no puede ser nunca la solución, por tanto hay que luchar, usar la autocrítica revolucionaria, llegar al pueblo, enseñarle qué gobierno lo sacó de la pobreza, le dio salud, educación y trabajo.


El protagonismo del tema migratorio

El protagonismo del tema migratorio. El costo total de la construcción del muro que separe a Estados Unidos de México está cifrado en 25 mil millones de dólares. En las últimas semanas de 2018 el tema de las migraciones tuvo a nivel mundial una elevada presencia y repercusión. La Asamblea de las Naciones Uni


Cuba, 60 años

Cuba, 60 años. La Revolución Cubana dio y da muestras concretas de una solidaridad amplia, generosa, sin límites. Aquel glorioso amanecer del 1° de enero de 1959 y el ingreso de Fidel y las tropas rebeldes a La Habana no sólo iluminó la historia de Cuba, sino que fue una luz potente que hasta hoy alumbra el c


Noam Chomsky: 90 años

El pasado 7 de Diciembre, Noam Chomsky cumplió 90 años. En el fárrago de noticias de esos días el onomástico de uno de los más grandes pensadores de nuestro tiempo ese acontecimiento pasó desapercibido. La prensa hegemónica estaba ocupada entonando sus himnos fúnebres por la muerte de un criminal serial, el e


Hugo Fazio y la crisis de La Araucanía

 

Hugo Fazio y la crisis de La Araucanía

Este conflicto político se originó cuando el Estado llegó a la región en la segunda mitad del siglo XIX con una violencia denunciada por diferentes personeros de la época.

Hugo Fazio. Economista. 11/12/018. El crimen de Camilo Catrillanca producido por la acción de un grupo policial causó un impacto nacional.  No constituye un hecho solo de repercusiones locales, mostrando con crudeza que las políticas represivas, no son el camino para lograr la paz ni el desarrollo en La Araucanía. De allí la repercusión que tuvo. “Los hechos policiales –como escribió Pablo Ortuzar, antropólogo del Instituto de Estudios de la Sociedad- nunca ocurren en el vacío. Está –agregó- la historia grande de la ocupación y despojo de la Araucanía por el Estado (…)” (21/11/18). La historia que es necesario tener presente es larga. “No somos pocos los que pensamos -escribió por su parte Jorge Pinto, premio nacional de Historia- que estamos frente a un conflicto político que se originó cuando el Estado llegó a la región en la segunda mitad del siglo XIX con una violencia que fue denunciada por distintos personeros de la época, incluyendo al propio Cornelio Saavedra, comandante de las tropas en el sur” (04/08/18).

La profundidad de este conflicto, que por un lado se busca superarlo equivocadamente mediante la represión, incluyendo un destacamento policial que se le asignó directamente este objetivo, el denominado Comando Jungla, y por otro diseñando un Plan Araucanía, al frente del cual se puso a Alfredo Moreno, ministro de Desarrollo Social, así solo tiende a intensificarse. “Los acontecimientos de La Araucanía –escribió Carlos Peña- han puesto fin al buenismo que prometió manejar el conflicto que mantiene el pueblo mapuche con el Estado. Porque ocurre que esta estrategia (…) tendía a obviar la dimensión política del problema, a hacer como si no existiera. Y esa dimensión es, y seguirá siendo por mucho tiempo (…) la disputa por el control de un territorio que el pueblo mapuche siente le pertenece real y simbólicamente. Y esa demanda del pueblo mapuche, o lo que es igual de sus élites dirigentes, no se satisface ni con programas de colaboración empresarial (…) ni con el ejemplo del Hogar de Cristo ni reiterando la experiencia de la Teletón (04/11/18).

El Comando Jungla, nombre que proviene de quienes los adiestraron en Colombia, la Policía Nacional ese país, y al cual oficialmente se le denominó Grupo Fuerza Especial de Tarea de Carabineros, a fines de junio fue presentado con gran publicidad personalmente por Sebastián Piñera. Está compuesto por ochenta integrantes, divido en dos grupos, uno destacado en La Araucanía y el otro en Biobío, cada uno de cuarenta personas. De los nominados en La Araucanía, 23 recibieron cursos en Colombia, de los cuales quince estuvieron en el curso Jungla.  Cifras de la multigremial de La Araucanía establecen que desde el momento de que inició sus operativos los hechos de violencia se intensificaron.

Más aún, se hace cada vez más necesario una profunda reforma de Carabineros. De manera que, como escribió Ernesto Águila, “inserte a nuestra fuerza policial en una doctrina de orden público democrático, donde la seguridad como condición de la libertad se puede vivir en armonía con el respeto de los derechos humanos. Una policía sujeta al poder civil y plenamente inserta en la vida democrática y comunitaria del país –recalcó- sigue siendo una asignatura pendiente” (28/11/18). El exsargento, Carlos Alarcón, en un video grabado en su lugar de detención, manifestó “todavía falta que salgan cosas a luz (…), aquí hay gente que nos hizo mentir, dimos declaraciones falsas y ahora nosotros somos los más malos, los más peligrosos para la ciudadanía” (02/12/18).

La primera víctima política del accionar represivo fue el intendente de La Araucanía. Luis Mayol, al que se le promovió pensando sería un aporte al Plan Araucanía. El exministro de Agricultura durante la primera administración de Sebastián Piñera, dueño de  varias propiedades agrícolas, una de ellas ubicada en Coinco, al interior de la Novena Región fue presidente de la Sociedad Nacional de Agricultura entre el año 2009 y diciembre de 2011. En su reemplazo se designó a Jorge Atton, subsecretario de Telecomunicaciones también durante la anterior administración Piñera. Rápidamente se recordó que en 2016 se pronunció por destacar fuerzas militares a La Araucanía. “¿No sería el momento –planteó- en pensar en la vuelta de la misión chilena de la ONU en Haití y llevada a la Región de La Araucanía?”(22/11/18). ¿Se piensa seguir el mismo camino represivo?

La versión que propagó Luis Mayol de los hechos se derrumbó completamente con el testimonio entregado al fiscal Roberto Garrido por el acompañante de quince años de Camilo Catrillanca en el tractor baleado por carabineros, detenido y golpeado por el grupo operativo policial, que incluso describió detalladamente la acción efectuada, la cual había sido gravada, testimonio que después fue destruido. Ello llevó a la directora nacional del Instituto Nacional de Derechos Humanos, Consuelo Contreras, a interponer ante el Juzgado de Garantía de Collipulli, querellas por tres delitos. Agregando al homicidio de Catrillanca, una segunda por la destrucción efectuada de la tarjeta de memoria del video que filmaron, y otra tercera por el delito de cuasihomicidio del joven M.P.C, que relató lo sucedido. La familia de Camilo Catrillanca presentó a su vez una querella por homicidio calificado. “ (…) ya que para él –manifestó Marcelo Catrillanca padre de Camilo,  después de presentarse la acusación-, más que impulsar un verdadero Plan Araucanía, lo que hacen es fomentar el Comando Jungla” (23/11/18). La familia Catrillanca no aceptó reunirse con Piñera cuando visitó la región. La Fiscalía, en la audiencia del 30 de noviembre, afirmó que también existió intención de asesinar al joven del tractor.

La Araucanía es la segunda región del país con el mayor porcentaje de pobreza multidimensional, de 28,5%, marcadamente superior al promedio nacional, que de  acuerdo al censo de 2017, fue de 20,7%. Es una región, si se utilizan los datos del último censo, con años promedio de escolaridad inferior al promedio nacional, 10,2% y 11,2% respectivamente. En servicios sanitarios básicos el atraso con relación a los promedios del país es muy elevado. No cuentan con acceso adecuado a agua o no tienen acceso a alcantarillado o fosa séptica aproximadamente un 20% de la población, tres veces superior al promedio nacional. La tasa de participación laboral, que mide el porcentaje de personas en edad de trabajar que se encuentran trabajando o buscándolo, es de solo un 53,5% del total, mientras a nivel país es de 59,4%, de acuerdo a cifras del año 2017.

La inversión en la región ha sido escasa y como constató Alfredo Moreno, la “extranjera de los últimos años ha sido prácticamente nula” (04/11/18). Eso sí, de acuerdo a cifras de la Cámara Chilena de la Construcción, La Araucanía fue la región del país en donde en los tres primeros trimestres de 2018 más se incrementó la construcción, ante todo por planes habitacionales del ministerio de la Vivienda, con un 5,9%. Sus exportaciones son de igual manera reducida. El Ministro de Agricultura, Antonio Walker, refiriéndose a las exportaciones frutícolas y teniendo presente que cada diez años la zona productora de fruta fresca se corre cien kilómetros hacia el sur, expresó en la inauguración de la temporada 2018-19 que no es posible que el Maule exporte US$2.300 millones y La Araucanía solo US$300 millones (23/11/18). Es imposible que este cuadro se modifique como se requiere en el clima de incertidumbre y confrontación existente, el cual se agudizó con el homicidio de Camilo Catrillanca.

Temucuicui, el territorio donde se produjo la balacera del comando policial con el fatal desenlace, tiene una larga historia de confrontación. En 1884 se redujo su territorio desde alrededor de 1.700 hectáreas a 250, entregándose el resto a colonos. Desde los años treinta del siglo pasado, ochenta años atrás, se registran demandas judiciales de la comunidad reclamando por sus territorios ancestrales. La reforma agraria, durante el gobierno de Salvador Allende,  permitió retomar  en 1972 el control de los fundos “Alaska”  y “Temucuicui”, proceso revertido en los años de dictadura, devolviéndose  los predios a colonos, los cuales vendieron en 1978 las tierras a Forestal Mininco, del grupo Matte, que pasó a ser un actor importante en el cuadro existente.

Las empresas forestales llegaron a la zona en los años de dictadura. “Los miembros más antiguos de la comunidad recuerdan –manifestó La Tercera- que la venta de un gran fundo a la Forestal Mininco en 1974 marcó un antes y un después en su historia. Acusan –añadió- que las empresas llenaron los bosques con plantaciones de pino y eso causó que los terrenos se fueran secando. La comunidad –concluyó- se fueron empobreciendo paulatinamente” (25/11/18). En 1979, la “Papelera” traspasó sus cultivos forestales a Forestal Mininco. “el pueblo mapuche, señaló la periodista Paula Huenchumil, está viviendo la tercera invasión: Primero fue la colonización, luego el Estado y ahora son las forestales, hidroeléctricas y empresas extractivistas las que se toman el Wallmapu”.

La Compañía Manufacturera de Papeles y Cartones (CMPC) controla en el país más de 750.000 hectáreas de territorios entre las regiones de O’Higgins y Los Lagos, estando presente en 103 comunas y atravesando numerosas comunidades mapuches. Hasta 2015 mantuvo una actitud abiertamente confrontacional, año en el cual en una entrevista efectuada por el exsecretario general de la CMPC, Gonzalo García, y el en ese momento gerente de CMPC Forestal, Francisco Ruiz-Tagle, con el subsecretario del Interior Mahmud Aleuy reclamaron por la conflictividad existente en comunidades mapuches cercanas a predios donde está presente Forestal Mininco, es decir CMPC.

Durante el gobierno de Sebastián Piñera, la CMPC se sumó activamente a la política desplegada en la región por el ministro Alfredo Moreno, quien buscó utilizando sus lazos como expresidente de la Confederación de la Producción y el Comercio incorporar a ella activamente al gran empresariado. Por la CMPC en estos esfuerzos destacó la presencia de Bernardo Matte Larraín, uno de los tres hermanos controladores del grupo económico. El presidente de Empresas CMPC, Luis Felipe Gazitúa, calificó lo sucedido como: “una tragedia, porque es una vida humana: da lo mismo -agregó- en la condición que haya ocurrido” (17/11/18). Sin duda los motivos que originaron la muerte de Camilo Catrillanca no constituye algo secundario, sino que agrava la situación. El Plan Araucanía tiene como uno de sus componentes principales la alianza con el mundo empresarial para su inserción a través de inversiones en la región. De allí el interés de los grandes consorcios forestales. Al mismo tiempo, tiene una gran carencia política, no contemplada en su diseño, que es la que debiera hacer factible avanzar hacia soluciones de fondo.

En los primeros nueve meses de 2018, Empresas CMPC, que tiene una ponderación equivalente al 7,1% del total en el nuevo índice bursátil, obtuvo utilidades ascendentes a $257.718 millones, con un incremento de 297,3% con relación a los mismos meses del año anterior, en lo que desempeñó un papel importante al alto nivel alcanzado por la cotización de la celulosa, a lo que se añadió una baja base de comparación en el año anterior, causado por problemas registrados en su proceso de producción. “Los ingresos por venta de CMPC en el período totalizaron US$4.736 millones, cifra 24% superior a los ingresos del mismo lapso del año anterior –informó la empresa- debido sobre todo al positivo entorno del mercado de la celulosa, con mayor precio y volumen vendido de fibra corta (33% y 23%, respectivamente) y mayores precios de fibra larga (37%) respecto al mismo periodo de 2017 (…)” (16/11/18). El crecimiento de los ingresos de Empresas CMPC por celulosa no se producen, desde luego, solo en Chile. En noviembre se cumplió un año de funcionamiento continuo del Complejo Guaiba, en el Estado de Río Grande do Sul (Brasil). La puesta total en producción de este proyecto fue clave en el elevado resultado registrado al tercer trimestre en el año. La producción total de Empresas CMPC a septiembre alcanzó a 3,09 millones de toneladas, un 25% superior a los mismos meses de 2017.

Los resultados del otro grupo económico con gran presencia en el sector forestal, los Angelini, igualmente incrementó en enero-septiembre fuertemente sus utilidades. Empresas Copec que tiene a Arauco como una de sus empresas constató este avance. “Se anotó un incremento en el resultado operacional –señaló- principalmente en el sector forestal, donde Arauco mejoró su desempeño producto de mayores ingresos en todas las líneas del negocio, destacando la de celulosa, como consecuencia de mayores precios observados durante los primeros nueve meses del año” (16/11/18). El grupo posee en La Araucanía 92.000 hectáreas de tierras.

Publicado por: elsiglo.cl

 

 

Actividades

 

 

Federación Nacional Victor Jara - Estocolmo, Suecia
contactos: director@victorjara.se
© www.victorjara.se autoriza la reproducción total o parcial de los contenidos con mención de la fuente.